4 comentarios el “Acéptalo

  1. Félix tu eres esa estrella que se instala en el corazón de cualquiera que tiene la suerte de conocerte. Bueno, lo de la suerte es una forma de hablar.
    Como tu dices es algo “causal”. Ya hace algo más de tres años que nuestras vidas se cruzaron y recuerdo que me regalaste un nuevo par de alas, me enseñaste a volar.
    No me importa confesar que entonces me vi identificada con palabras muy parecidas o incluso más duras que las que hoy dejas escritas en esta entrada, las pusiste ante mis ojos, pero también que gracias a ellas, tome la decisión de hacerme cargo de mi misma. Te escuche siguiendo tus experiencias y hasta hoy sigo volando contigo.
    Por eso vives en mi corazón, porque me enseñaste a ser observadora, a confiar en mi misma, a valorar lo que de verdad se debe valorar, a amar de verdad, pero de verdad, a identificar el ego, mis miedos, los apegos, mi falta de conocimiento sobre mi misma, todo lo que nos hace sufrir y los miedos que nos paralizan inútilmente.
    Creo que más de una persona se verá reflejada también en estas palabras, pero me temo que seguirán escondidos en esa zona de confort que todos creemos tener, creo que seguirán como zombis. Claro que es nuestra responsabilidad no utilizar nuestras alas cuando estamos en una situación que creemos dolorosa o desastrosa. Creo que es difícil confiar en alguien cuando te han lastimado, yo confié en ti, pero claro es que tu eres un Ángel.
    En esos momentos nos sentimos perdidos, resignados, sin solución, sin escapatoria.
    Pues bien mi testimonio está aquí vivo como todo lo que he aprendido gracias a ti. No me importa confesar que yo fui una persona más como la que describes. Eso fue pasado, aunque volvería a pasar por ello, hoy reconozco que fue lo mejor que pudo pasarme, y además si eso solo hizo que me cruzara contigo mereció la pena.
    ¿Qué voy a contarte yo a ti que no sepas?
    ¿Recuerdas? Esta es para mí nuestra banda sonora. Me encanta ser esa flor pálida. TQ Mucho, mucho, mucho. Públicamente no diré nada más.

    • Gracias por tu comentario y por atreverte a dejar aquí tu aportación más íntima y personal. No olvides nunca que nadie pertenece a nadie. Esta banda sonora puede ser cierta, menos en lo de que eres mía….
      Por ultimo déjame recordarte una cosa más; “Tu confiaste en mi porque antes fuiste capaz de dar el paso de confiar en ti misma”. Todo el mérito de lo que has llegado a descubrir es tuyo.
      Esperemos que este mensaje llegue a quien de verdad lo pueda estar necesitando. TQM yo también.

      • Siempre he estado en ti, siempre puedes encontrarme.
        A veces chocamos en nuestro vuelo con algún cable de alta tensión y necesitamos ayuda, sin embargo es necesario que una vez recuperados volvamos a conquistar nuestro cielo, nuestro espacio, desde la libertad que nos pertenece y dejar de apoyarnos en nadie. Debemos ser autosuficientes, demostrarnos a nosotros mismos que somos capaces de volar solos.
        Yo estaré aquí y te acompañaré en tu vuelo siempre que quieras para seguir descubriendo todo lo que aun esconde el lejano horizonte, allí donde amanece y anochece. allí donde sus sombras dibujan la silueta de la tierra haciendo contraste en la anaranjada luz del sol.
        Por miles y millones de vueltas que demos ese horizonte siempre estará ahí, siempre…
        Yo se que lo comprendes a la perfección y eso me llena de satisfacción.
        (Precioso tema, precioso)
        Mil besos TQ

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s