16 comentarios el “Afortunados

  1. Demasiado afortunados los que presienten, siente, saben, intuyen y actúan en consecuencia cuando algo se rompió y terminó. Afortunados y sabios….alejarse definitivamente es doloroso pero es lo mejor. En tan pocas palabras se dice y se siente tanto que nos rebasa. Muchas gracias, felicidades.

  2. Cuando estuve tan cerca del fin de la vida y logré huir de ella supe que soy una persona con mucha suerte, la vida me ha regalado otra opción para encontrar la felicidad y no la dejaré pasar.
    Deseo que todo el mundo sepa que no hay que olvidar la idea de enamorarse otra vez, en mi caso puedo proclamar que tengo la suerte de haber conocido a una persona maravillosa y en ella el amor.
    La buena suerte ha llegado a mi casa, me cogió la mano y me llevó a la ruta de ser feliz, cuando llegué a tu hogar y vi tu dulce mirada de ángel sentí que era la mujer más afortunada en el universo. Afortunada yo y los que como tu escogen palabras que llenan El alma de quien las lee. No voy a quedarme estirando manos, alargando brazos, regalando vidas, empeñando sueños…
    Aprenderé a decir “no” y a no aletargar las esperanzas ni el cariño…TQ

    • Preciosas palabras y no quiero pensar que sea merecedor de ellas, más bien que estabas inspirada y que necesitabas escribirlas porque estas dispuesta a cambiar lo que crees que es necesario en ti para cambiar tu vida. De cualquier forma no dejan de ser esperanzadoras para ti y para quienes tienen el gusto de tenerte en sus vidas. Un beso pequeña. Es precioso.

  3. Más de una vez deberiamos saber decir “no”, yo a veces no lo he hecho o por cobardía o por hacer daño a otra persona .. .y luego lo he lamentado.

    • Ser nosotros mismos es ser fieles a nuestras inquietudes y deseos. No podemos actuar pensando en lo que puede resultar para el otro nuestra verdad. Es su responsabilidad aceptarlas junto a nosotros o no. Es cierto que todo lo que hacemos tiene consecuencias, unas mas que otras, la cuastion está en hacerlas de forma que estes convencida de quien eres y de como quieres y desde hay deben respetarte. Si no lo hacen es asunto de ellos y no tuyo. Podemos equivocarnos muchas veces, pero eso tambien puede arreglarse. Tu tienes la libertad de decir SI o NO y los demás de acptarlo o no. Un beso Rosa. Gracias por tu comentario y que tengas un buen fin de semana.

  4. Hola Félix. ¿Sabes?, hace unos años me enamore perdidamente de una pequeña mujer… maravillosa criatura, actriz, libre, hermosísima…

    El día que nos besamos por primera vez ella me pidió que no me enamorara. Tras conversar sobre eso largamente ella concluyo que mi problema era que no comprendía que el amor es una cuestión practica en la que quien piensa es el corazón en lugar de la cabeza, pero en la cual se termina imponiendo la lógica de amar.

    ¡No entendí ni papa!

    Cada vez que recuerdo aquella conversación lo hago desde la memoria, usando el cerebro, y es por eso que después de tantos años sigo sin entender nada de lo que me quiso decir, eso si, cuanto mas amo mas sentido tiene.

    Quizá haya que escuchar desde una libertad que hoy por hoy mi comprensión me niega para poder comprender, pero la intuición es infalible y ella me dice que por ahí van los tiros.

    Creo que aquella maravillosa mujer era una de esas “tus” afortunadas personas.

    Un abrazo

    Wolfman

    • Wolfman tu historia es conmovedora, como todas en las que aparece el amor. No es mi caso actualmente, pero quizás si lo fue en el pasado. Llamó mi atención este escrito porque de igual forma que para mí, también tiene un mensaje para otros y quise compartirlo. Tú ves identificada tu historia e igual les sucederá a mas de un@. En cualquier caso por amor se pueden hacer cosas que ni siquiera somos capaces de imaginar, pero desde un amor equivocado solo miramos por nosotros. Este amor del que te hablo es amor a nosotros mismos, hablo de apegos.
      Aquel que deja libre lo que ama y vela por la felicidad de esa persona, es afortunado, pues está entregando lo mejor que tiene, la libertad. Creo que es lo que quiere decir o al menos así quiero sentirlo.
      Podría contarte no una, sino varias historias y todas me enseñaron que intentar poseer, tener, acaparar, no es el amor del corazón, sino de la mente.
      Agradezco enormemente tu comentario, tu sinceridad y tu entrega. Admiro a todo aquel que es capaz de evaluarse, de espiarse y que a pesar de ello sigue sin entender lo que sucede. No tengo más remedio que terminar claudicando y dejar que el destino y el tiempo marquen mi camino, desvelen la respuesta, o sencillamente me enseñe la certeza de la que hablo, en la que creo y en la que espero.
      Un abrazo intenso, apretado, rotundo y firme es lo que te ofrezco en señal de comprensión, pues al fin y al cabo tarde o temprano todos pasamos por lo mismo y debemos limpiarnos el polvo del camino para seguir adelante, expectantes y con la curiosidad de la criatura mas ingenua. Como niños seremos siempre respecto a este sentimiento nunca nuevo, vestido de mil formas, pero que nace siempre de lo más profundo del ser y por esta razón, nunca debemos dejar de creer. El amor podrá disfrazarse, pero sentirle debemos sentirle como lo que es. Algo que nace y muere en nosotros. Olvidaremos a la persona pero nunca al amor, porque es lo único que nos pertenece.Amo también a una actriz, pero no quiero enjaularla ni encasillarla porque amo muchas cosas más y solo sentirlo me llena de felicidad. Tú la besaste, yo ni siquiera eso… Quizás por eso me resulta más fácil pensar y engañar a mi corazón… Gracias amigo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s