5 comentarios el “Efecto De San Telmo

  1. Es verdad que los pasajeros se asustan, preguntan, se sienten inquietos y cuando les das una respuesta ves la cara de incredulidad que ponen. No te creen. Afortunadamente no sucede a menudo, solo en raras ocasiones. Interesante Felix. Sigo descubriendo esta maravilla de blog, esta fotografia de tu Alma, este palpitar de emiciones. Gracias siempre. Mi cielo eres tu. TQ

    • Tal como dices lo desconocido siempre asusta, impone respeto. Sigue escudriñando el blog, te siento buceando en mi corazón y es fiel testigo mi Alma. Me siento bien mientras buscas… Quien sabe quizas encuentres lago que desconoces… Un beso pequeña.

  2. Casi de manera analógica, “Los monos de San Telmo” , cuento de Lizandro Chávez Alfaro, comienza diciendo, “El sol había recorrido un cuarto de cielo sobre la brecha angosta y quebrada, un camión cargado de monos corcoveaba, penosamente embestía la tenue ola de polvo. La carrocería chisporroteaba, despedía ráfagas de destellos que iban a estrellarse contra las ramas cercanas, achicharrando las hojas más tiernas. La carga de monos enjaulados chillaba, espantada por el interminable vaivén…”. Parece que San Telmo aparece cuando surgen destellos en el firmamento azul… asustando. Saludo cordial.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s