9 comentarios el “Sobre El Amor

  1. Para mi el amor es?Para saber qué es el verdadero amor, primero debes sentir tu amor hacia ti.
    Estar enamorado es posiblemente lo mejor que le puede pasar a alguien. No hay nada mejor que encontrar una persona que te haga sentir completo. Cuando conoces a esa persona, te cuestionarás cómo pudiste vivir sin ella. Estar enamorado te convierte en alguien nuevo.
    Todos los días de tu vida se convierten de pronto en el mejor día cuando estás con esa persona. Cuando escuchas su nombre sientes mariposas que no puedes controlar.
    Cuando ves a esa persona, eres capaz de sonreír más grande de lo que pensabas que era humanamente posible. Cualquier obstáculo parece pequeño, porque sabes que el amor que hay puede superar cualquier cosa.
    Confías en esa persona más que en cualquier otra cosa. Por eso que le ofreces lo más valioso que tienes: tu corazón. Le confías a esa persona todos tus secretos. Con lágrimas en los ojos, compartes con ella las cosas más oscuras de tu pasado, cosas que todavía te persiguen, y tu pareja las acepta sin importar nada.
    Estar enamorado es el estado más feliz en el que puedas vivir. Tienes a alguien que te está cuidando constantemente, donde quieras que estés. Cada canción de amor que escuchas te recuerda a él, y piensas en cómo solías burlarte de tus amigos enamorados.
    Hay una razón por la que existen todas esas canciones y películas románticas. También hay una razón por la que la gente desea tanto encontrar el amor verdadero. Es todo tan bueno como parece, y cualquier persona que quiera argumentar lo contrario, probablemente nunca han vivido un amor verdadero.
    Pero, para poder experimentar en su totalidad todo lo que conlleva el amor, necesitas ver el otro extremo.
    Nunca vas a apreciar tanto el amor, como aquellas personas que lo han vivido completamente, y nunca vas a creer en su poder hasta que tu mundo se destruya sólo con dos palabras: “Se acabó”. Cuando te rompen el corazón, no importa cuántas veces hables al respecto ni cuanta cantidad de alcohol ingieras, nada podrá hacer que te sientas mejor.
    Amar es estar vulnerable frente a cosas terribles: quedarte dormido llorando cada noche, sobre analizar situaciones, escuchar música depresiva, y hablar de ello con personas que no te escuchan.
    Tener el corazón roto te hace sentir como si todo en tu vida estuviera paralizado, como si estuvieras atrapado en un agujero negro, cayendo sin parar. Justo cuando crees que por fin dejaste de caer, algo peor sucede.
    Además de no ser capaz de reconocer tu propio reflejo, ya que requiere de todo tu esfuerzo llegar al final del día y estar presentable, tampoco puedes reconocer a tu ex. NO.
    Eso es lo que pasa con el amor. Cuando te encuentras en este agujero oscuro de desesperación, todavía tienes la capacidad de amar, así es como se sabe que el amor es mucho más fuerte que el desamor.
    No me gusta ver cuando le rompen el corazón a alguien, porque sé lo difícil que es. Y sé que no hay nada que pueda decir o hacer para que el dolor desaparezca. Pero, lo que sí puedo decir es que, algún día, verás con claridad. Algún día, ese dolor que sientes se irá. Algún día las cosas mejorarán.
    Para conocer plenamente el amor y apreciarlo por completo, primero debes conocer la angustia. Cuando las personas se sienten heridas, deciden que nunca más se sentirán así de mal de nuevo y se cierran ante la posibilidad de otro amor. Se concentran en el trabajo, en la escuela o en cualquier otra cosa para evitar tener que abrir su corazón a alguien. Está bien querer protegerse.
    Es cierto que nunca más alguien te conocerá de la misma forma en que lo hizo tu primer amor, porque el primer amor (específicamente aquel que te rompe el corazón por primera vez) cambia a la gente.
    Te das cuenta de lo ingenuo que fuiste al hacer muchas cosas que no debiste hacer, ni decir. Pero, si estás abierto al amor, lo encontrarás Cuando te hieren, aprendes a apreciar el futuro aún más.
    Para conocer el amor, debemos conocer primero el desamor que hemos pasado, porque quizás estamos pagando lo que nos pasó en el pasado. Por más que me gustaría que la gente nunca tuviera que sentir angustia, ésta es vital para conseguir una relación exitosa. Ya te arriesgaste algunas veces, y no salió bien, porque esta? Eras consciente de que esto podría suceder. Y mirando hacia atrás, sigue siendo lo mejor que te ha pasado, a pesar del dolor.
    El amor y el desamor son dos extremos del mismo espectro; para conocer uno, debes conocer al otro. Tienes que saber que si te sientes triste y si te encuentras en un lugar oscuro, las cosas sólo pueden mejorar y volverse más brillantes.
    Busca que haya confianza.
    La confianza es el fundamento más esencial del amor; te garantizará que la relación se mantenga fuerte. La confianza necesita ganarse para establecer una seguridad continua; no se obtiene automáticamente sólo por quién eres o lo que dices.
    • 1º Ambas partes de una pareja dan y reciben confianza. Aunque confiar podría dar miedo, sólo abriéndote al amor (siendo vulnerable y confiando en que la otra persona no te herirá) podrás descubrir verdaderamente la belleza de dejar a otra persona ver tu mundo interior. Ahí es cuando realmente descubres el amor, dejando a otra persona entrar en tu mundo. Es un sentimiento que te deja cerrar tus ojos y confiar en que la persona cree en ti y que te atrapará si caes. En otras palabras, la confianza plena te permite sentirte amado plenamente.
    • 2º Por otro lado, la desconfianza nunca forma parte del amor verdadero. Henry Stimson alguna vez dijo: “La única manera de hacer a un hombre confiable es confiando en él”. Recuerda que la desconfianza no puede mantener una relación unida por mucho tiempo. Si encuentras que hay desconfianza y mentiras en el corazón de tu relación con cierta persona, es amor falso.
    • 3º Busca que haya confianza. La confianza es el fundamento más esencial del amor; te garantizará que la relación se mantenga fuerte. La confianza necesita ganarse para establecer una seguridad continua; no se obtiene automáticamente sólo por quién eres o lo que dices.
    • 4º Ambas partes de una pareja dan y reciben confianza. Aunque confiar podría dar miedo, sólo abriéndote al amor (siendo vulnerable y confiando en que la otra persona no te herirá) podrás descubrir verdaderamente la belleza de dejar a otra persona ver tu mundo interior. Ahí es cuando realmente descubres el amor, dejando a otra persona entrar en tu mundo. Es un sentimiento que te deja cerrar tus ojos y confiar en que la persona cree en ti y que te atrapará si caes. En otras palabras, la confianza plena te permite sentirte amado plenamente.
    Ten presente que el amor es amable. La amabilidad te deja ver más allá de lo que tus ojos te dejan. Las personas amables ven las cosas que pasan en la vida con compasión y empatía. De igual manera, el amor es amable y te anima a responder a la vida con bondad y consideración.
    Siendo una persona afable, consoladora, además de tomar un acercamiento lleno de amor y de amabilidad para tu relación te ayudará a establecer un respeto y realización mutua. Ambas partes se sentirán escuchadas y tomadas en cuenta por completo.
    Al contrario, el amor falso tiende a ser impaciente y grosero, siempre exige y frecuentemente es abrupto. Si hay poca amabilidad en tu relación con otra persona, no hay amor verdadero.
    Sé consciente de que el amor nunca es egoísta. Al contrario, el amor consiste en saber cómo dar y recibir a cambio. Cuando amas, te entregas incondicionalmente. A cambio, recibes el tiempo de la otra persona, su consideración y apoyo. A su vez, encuentras placer en acercarte y quieres estar ahí para esa persona, sin esperar nada a cambio.

    La forma en cómo se expresa el amor será diferente según la individualidad; cada expresión será única y de valor a su manera. No es la cantidad o el valor de tu amor lo que realmente importa, sino la forma en que te motiva a hacer todo lo que haces.
    Por otro lado, el amor falso se da cuando uno siempre da todo y la otra persona sólo está recibiendo. Es egoísta cuando otra persona siempre insiste en que necesita apoyo sin que se muestre dispuesto a apoyar también.
    Dale al amor crédito por ser inteligente. Puede que el amor sea ciego pero no es corrupto ni tonto, sino que te recuerda cómo debes comportarte. El amor te ayuda a comprender verdaderamente la regla de oro: “No hagas a otros lo que no quieres que te hagan a ti”, la cual está presente en muchas religiones y tradiciones seculares. Así como logras un mejor comportamiento comportándote mejor, también perfeccionarás tu comportamiento amoroso siendo amoroso. El amor te inspira a esparcir el comportamiento amoroso demostrándolo en todo lo que haces. Dale el crédito por ser una manera inteligente de vivir tu vida.

    Para algunas personas, un “enfoque inteligente” consiste en tener un enfoque a la vida basado en la fe, mientras que para otros consiste en ser un buen ser humano basado en una moral sólida, que no necesariamente es religiosa; de cualquier modo, el amor está entrelazado íntimamente con hacer cosas buenas por los demás, ya sea tu pareja, un compañero de trabajo, un desconocido o un vecino.

    Por otro lado, el amor falso no es inteligente. Busca estrechar el mundo a un solo punto de vista, no acepta las ideas y creencias de los demás, además se vale de excusas por su mal comportamiento mientras que espera un comportamiento ejemplar de otros.
    Aprender a ser perseverante es una virtud del amor. La perseverancia es la virtud de seguir luchando a pesar de que las probabilidades estén en tu contra. Cuando amas a alguien realmente, entras en un compromiso profundo y una amistad muy cercana. Pase lo que pase, estarás ahí para la persona que amas. En respuesta, esa persona también permanecerá contigo en los malos tiempos. Empezarán a comprenderse incluso más profundamente y verán que su amor por el otro crecerá.
    También aprenderás el arte de dejar ir lo negativo: dejarás ir las preocupaciones insignificantes para que puedas ser de ayuda para la persona que amas y luchar por sus necesidades. En última instancia, la perseverancia te permitirá aceptar por completo a la persona por quien realmente es, una cualidad más valiosa que cualquier otra.
    Conoce la diferencia entre los celos y la envidia como expresiones del amor. Los celos y la envidia se relacionan estrechamente en significado pero definitivamente son diferentes en cuanto a su resultado. El amor puede ser celoso a veces, pero jamás es envidioso.
    Los celos son ocasionalmente una emoción legítima en respuesta al miedo de perder a alguien que amas. Siempre y cuando esté bajo tu control, será una emoción inofensiva. Sin embargo, no dejes que crezca porque, igual que el fuego, podría ocasionar una gran devastación y pérdida. Sólo usa los celos como algo que te motive a ser mejor para tu pareja.
    La envidia denota un anhelo de poseer algo que la otra persona haya ganado o conseguido. Ahí es cuando te vuelves amargado y resentido por los éxitos y logros de alguien, te sientes incomodado por la excelencia o la buena suerte de la otra persona. Va acompañado con cierto grado de odio y un deseo de poseer las mismas ventajas. El amor nunca es envidioso.
    Por otro lado, el amor falso está lleno de envidia. Si estás en una relación en donde la competencia y el impulso de siempre llevar la delantera están presentes, entonces no estás compartiendo una relación amorosa. Deja de buscar poseer lo que las otras personas tienen y empieza a confiar en lo que posees y podrás encontrar el amor verdadero.
    Busca resistencia. El amor no se enfurece fácilmente, sobrevive a través de tiempos de sufrimiento. Si realmente amas a otra persona, aprenderás a superar las situaciones difíciles y las crisis, aunque pareciera que la relación no da para más. La resistencia te permite ignorar las pruebas que surjan cuando tu ser querido se comporte sin amabilidad o sin pensarlo. La resistencia te deja ver más allá del comportamiento, las actitudes difíciles y los periodos de transición desafiantes para quedarse al lado de las personas que te importan.
    Sufrir en el amor te enseña sabiduría y amplía tu entendimiento de cómo la gente puede cambiar con el tiempo y aún ser la misma persona que siempre has amado. El amor te enseña a escuchar sin juzgar a tus seres queridos, pese a su mentalidad, crianza cultural, valores o principios. A través del amor aprendes a dejar a la gente ser quien es en vez de buscar que cambien. Una relación de amor está basada en la aceptación.
    Por otro lado, el amor falso busca controlar, manipular y cambiar a la gente. Trata de obligar a otros a pensar en cierto punto de vista e ignora la importancia de la diversidad y las diferencias. Es más, el amor falso no perdura en el tiempo: cuando las cosas salen mal y no se logra obligar al otro a pensar cierto punto de vista, la relación tiende a desintegrarse.
    ¡Pero eso NO es amor verdadero! El amor verdadero no se comporta así. Por otro lado, un capricho viene y va y hay poco que puedes hacer para controlar esos sentimientos. Pero el amor verdadero no es egoísta y está siempre comprometido. ¡Permanece para siempre!
    Quizás te preguntes por qué es tan importante que conozcas la diferencia entre el amor verdadero y un capricho. La razón es esta: Entender la diferencia puede ayudarte a evitar un error que podría afectarte para toda la vida.

    • Bueno tienes una amplia opinión sobre el amor, pero identifico en todo este escrito ciertas dependencias y encasillamientos. No podemos culparnos de pensar de cierta manera puesto que la sociedad ha hecho de este sentimiento al racional y en mi opinión, que es la que dejo plasmada siempre en este blog el amor es algo distinto a lo que nos han enseñado y hemos aprendido. Le culpan de hacer daño y de muchas otras cosas que en su nombre nos siguen haciendo estar confundidos. Gracias por tu comentario. Un beso Catherina

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s